El Líder A.G.I.L.; I: Un líder Intuitivo, Inventivo e Íntegro

Para muchos, hablar de intuición como parte de un patrón o proceso de liderazgo, puede parecer algo insólito. Sin embargo, el ser intuitivo significa que el líder puede hacer un uso más intenso de su hemisferio derecho. Al entrar en un contacto más fuerte e íntimo con su mente inconsciente y su hemisferio derecho, el líder tiene la gran virtud y ventaja de acceder a lo más profundo de sus sentimientos y sensaciones, a sus corazonadas. Por muchos años se ha mitificado la imagen de los líderes y los gerentes como personas que siempre toman decisiones de acuerdo a números, hechos, y demostraciones. Sin embargo, grandes éxitos de grandes líderes han sido el fruto de decisiones tomadas involucrando un alto grado de intuición. Casos como los de Steve Jobs y Bill Gates, por nombrar algunos, son ya famosos.

El proceso intuitivo no es un proceso de azar. Muy por el contrario, lo que llamamos intuición es, en el fondo, un proceso cerebral muy avanzado y rápido, con base – primordialmente – en el hemisferio derecho y la mente inconsciente, que facilita el procesamiento de extraordinarias cantidades de información almacenadas en la memoria, en virtud de vivencias, experiencias y aprendizajes, y que – como por arte de magia – surgen en un todo sistémico llamado idea, corazonada o intuición.

En un mundo donde las nuevas realidades surgen a una velocidad nunca antes imaginadas, y donde no es suficiente ir detrás del mercado para saber qué es lo que éste desea o requiere, son los líderes intuitivos los que son capaces de crear nuevas soluciones de la nada, rompiendo el status quo y construyendo las opciones del mañana. Como dijo Henry Ford: “Si les hubiera preguntado qué querían, me hubieran pedido caballos más rápidos”.

Al mismo tiempo, el líder de hoy debe ser inventivo; debe ser capaz de armar nuevas posibilidades y de utilizar de forma distinta las ya existentes. Inventivo también implica que este líder debe procurar crear nuevos caminos que viabilicen la implantación efectiva y práctica de las nuevas ideas. De igual forma, ha de tener la capacidad de crear nuevas formas, nuevos métodos, nuevos procesos y nuevas estructuras que eleven los niveles de efectividad y competitividad de forma sostenida y sostenible. El líder inventivo va más allá de la creatividad misma, pues es capaz de llevar a la práctica las ideas surgidas ya sea del análisis o de la intuición; es capaz de convertir en tangible los frutos de la imaginación y el pensamiento.

Por último, el líder debe ser íntegro; debe disfrutar de una clara coherencia entre lo que piensa, dice y hace. El líder de hoy debe fundamentar su actuación y sus decisiones sobre una sólida base de elevadas virtudes. Sus acciones parten de una profunda consciencia ética, moral y holística.

La integridad del es la génesis de la transparencia y la base para que exista un ambiente de integración e identificación institucional, y se faciliten los procesos de comunicación asertiva y constructiva que sirven de pegamento al tinglado de la tan importante cultura organizacional.

 

logo_black copy

Carlos J. Yunén 2014; Todos los Derechos Reservados.

cyunen@cgmeta.com

http://carlosyunen.com

http://do.linkedin.com/pub/carlos-josé-yunen/11/918/195

https://www.facebook.com/cyunen

@CarlosYunen

 

Leave a Reply

Tagged , ,
%d bloggers like this: