SECRETOS DE LA EFECTIVIDAD: EL GERENTE 3D

¿Qué hace a un empresario, directivo o gerente verdadera y consistentemente efectivo? De seguro hay muchas fórmulas, ideas y métodos. A continuación aporto algunas reflexiones, que he compilado en lo que llamo “El Gerente 3D”:

1. Decisiones: Los gerentes más efectivos dan pocas vueltas a las cosas. Plantean ideas ante las situaciones, las evalúa, las analizan y deciden de forma segura y definitiva, actuando entonces en consecuencia y de forma consistente y coherente.

Esto no significa que toman las decisiones a la ligera, muy por el contrario, los gerentes efectivos analizan las situaciones, sí, pero con extraordinaria rapidez; utilizan su sentido común, su conocimiento, su experiencia y sus métodos para llegar a una conclusión y tomar una decisión.

En este sentido, una característica común en los gerentes efectivos es que difícilmente posterguen una decisión, a menos que su posposición sea parte de la estrategia misma para abordarla. En otras palabras, solamente postergan de forma consciente, cuando es conveniente y tiene sentido, y como parte del proceso mismo, no como una forma de evadirlo.

2. Desarrollar y Delegar: en ocasiones vemos gerentes sumamente efectivos, y nos preguntamos “¿cómo pueden?”, ¿cómo es posible que estén en una diversidad tan grande de negocios, iniciativas, compromisos, y lo hagan con tanto éxito?

Esos grandes empresarios, emprendedores, gerentes y directivos conocen a fondo su negocio, dominan los detalles, pero, en lugar de pretender mantener dichos detalles en el puño de su mano, donde sólo podrían atender unos pocos asuntos, toman la decisión de formar un equipo de alto nivel, a quienes desarrollan y en quienes pueden entonces delegar la gestión y ejecución.

Solamente cuando existe un equipo de personas claves y de confianza en quienes delegar, porque se les ha desarrollado para ello, es posible decidir y actuar de forma efectiva, sin centralizar y sin convertirse en un cuello de botella que limite al propio negocio.

3. Descontinuar, Desplazar, Desechar: Esta última D es sumamente difícil de implementar para muchos, porque implica desapegarse de su propia creación. Los hijos crecen, se van, se hacen independientes. De la misma forma, los negocios y las empresas crecen, se desarrollan y, muchas veces, deben ser entregadas en su totalidad a otros con desprendimiento.

Pero también, debemos mirar esta “d” desde la perspectiva del dejar atrás lo que ya no tiene sentido, por bueno y hermoso que haya sido en el pasado. No tiene sentido continuar y tratar de perpetuar lo que ya no funciona.

Recordemos que el verdadero liderazgo se trata de tomar decisiones claves y actuar en consecuencia, desarrollar a otros para que puedan asumir cada vez mayores responsabilidades y, en el momento apropiado, quitarse de en medio para que esos otros puedan continuar desarrollando lo que hemos creado, lo cual nos dará el tiempo y el espacio para, de forma recurrente, involucrarnos en nuevos emprendimientos, en nuevas creaciones.

 

logo_black copy

Carlos J. Yunén 2015; Todos los Derechos Reservados.

cyunen@cgmeta.com

http://carlosyunen.com

http://do.linkedin.com/pub/carlos-josé-yunen/11/918/195

https://www.facebook.com/cyunen

@CarlosYunen

Leave a Reply

Tagged
%d bloggers like this: