Un Nuevo Modelo de Liderazgo: Inspirar, Integrar, Dar

En el nuevo orden competitivo y empresarial, se requiere un nuevo modelo de liderazgo. Este nuevo modelo se fundamenta sobre tres sencillos elementos:

  1. El líder inspira: el liderazgo auténtico comienza por inspirar. Un líder es un vendedor de ideas, de proyectos, de iniciativas, de cambio, de desarrollo. El líder es un motor del dinamismo del personal que trabaja con é A través de un direccionamiento eficaz, el líder crea un espíritu de logro y éxito que impulsa al logro de los objetivos y metas.
  2. El líder integra: el verdadero líder es un ente aglutinador. Es un inigualable creador de vínculos entre las personas, vínculos que las funden en la unidad del equipo, para elevar su productividad siné El líder consigue que el equipo se una hacia el logro de una meta, constructiva y proactivamente. Un equipo que hace su trabajo en la unidad total, es sencillamente invencible.
  3. El líder da: el líder es un proveedor para su personal. Es su responsabilidad y su competencia brindar a su gente la oportunidad de obtener más altos niveles de desarrollo y de realizació Debe ser, además, un proveedor de conocimiento, de oportunidades de aprendizaje y de mejor calidad de vida. Un líder brinda las opciones y herramientas para que su personal pueda hacer mejor su trabajo y logre así sus resultados.

Mediante la disciplina de la práctica de estos elementos, el líder desarrolla, impulsa, dinamiza, reta, exige, y, sobre todo, transforma. Transforma la organización, transforma las personas… se transforma continuamente a sí mismo. Esta transformación requiere de dar un extra, de ir más allá, como el jugador de cualquier deporte de equipo que, en el fragor de la jugada y el momento, sabe ir constructivamente más allá de lo que dice el manual de jugadas estándares, para hacer lo inesperado, lo innovador, lo agresivo… para hacer la jugada que le da el triunfo a su equipo.

El extra es esa movida en la que un jugador arriesga todo, se coloca en la posición vulnerable que constituye la línea entre la jugada extra-ordinaria y lo que pudiera anotarse oficialmente como un error o falta personal. Y lo hace sin temor, con arrojo, con decisión y con la seguridad de que el resultado de su jugada será el éxito de su equipo, el triunfo, la victoria.

Al entregar estos extras, el líder construye leyendas, más que historias, más que anécdotas, leyendas. Y él mismo se convierte en una leyenda en los registros de la memoria de la organización, así como en la historia personal de su gente. Y las leyendas son inolvidables, son recordadas, son inmortales.

logo_black copy

Carlos J. Yunén 2014; Todos los Derechos Reservados.

cyunen@cgmeta.com

http://carlosyunen.com

http://do.linkedin.com/pub/carlos-josé-yunen/11/918/195

https://www.facebook.com/cyunen

@CarlosYunen

Leave a Reply

Tagged ,
%d bloggers like this: